top of page
  • Foto del escritorae2mil Energía

El contador del gas.

CON Telemedida o SIN Telemedida.


¿Contadores de gas analógicos o digitales?

La mayoría de los contadores de gas en España -el 72% según estimaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)- son analógicos, por lo que no cuentan con capacidad de transmitir los datos de las lecturas de manera remota ni otros servicios avanzados, como ya ocurre en el caso de los contadores de la luz, que desde enero de 2019 ya son todos digitales.

Por tanto, para efectuar las lecturas del contador del gas natural, todavía un técnico de la compañía distribuidora tiene que desplazarse a los domicilios o comunidades de vecinos para acceder a este dispositivo y anotar los datos de consumo de gas.

El Gobierno está preparando un plan para la sustitución masiva de los contadores analógicos, sobre todo de los más antiguos, que se prevé se ponga en marcha a lo largo de 2024.


¿Son obligatorios los contadores de gas inteligentes?

Los contadores de gas son obligatorios para poder calcular la cantidad de gas que consume una vivienda y poder dar de alta el gas en cualquier suministros.


Además, los contadores de gas inteligentes son dispositivos avanzados que permiten una lectura remota y ofrecen al usuario información detallada sobre su consumo.


Resultado positivo si se cambian obsoletos por inteligentes

El análisis coste-beneficio realizado obtiene un resultado positivo si se reemplazan por contadores inteligentes los contadores obsoletos, que habría que sustituir de cualquier modo en los próximos ocho años por haber superado los 20 años de vida útil máxima. Sin embargo, se obtiene un resultado negativo cuando se analiza el reemplazo de todos los contadores del parque.

Cabe señalar que este análisis coste-beneficio, se integra en el contexto de descarbonización y digitalización de las políticas energéticas españolas y europeas, que fomentan una participación cada vez más activa del consumidor.

En este sentido, si se implementa el contador inteligente es imprescindible poner en marcha las medidas necesarias para que el consumidor sea capaz de utilizar la información disponible para ahorrar en su consumo, con especial especial atención a los consumidores más vulnerables, o con menor acceso a las nuevas tecnologías.

Una vez finalizado el trámite de audiencia y analizadas las alegaciones recibidas, la CNMC elaborará el informe final, que será remitido al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Este podrá establecer la obligatoriedad de uso de contadores inteligentes, así como los planes de desarrollo para su implantación de acuerdo con lo establecido en el real decreto 1434/2002.


Monitor de información para el consumidor

Algunos sistemas de medición inteligente, ya incluyen la instalación de un monitor de

información en el domicilio del consumidor, que recibiría datos del contador de gas, y que

permitiría conocer, en tiempo real, los datos de su consumo energético.




¿Cómo cambiar el contador de gas natural?

El cambio de un contador de gas natural puede deberse a múltiples razones: finalización de su vida útil, mal funcionamiento o simplemente una actualización para aprovechar tecnologías más modernas. Veamos el proceso para realizar este cambio:

  • Contacta a tu compañía suministradora: antes de hacer cualquier cambio, es vital ponerse en contacto con la empresa que te suministra el gas. Ellos te indicarán si es el momento adecuado para realizar el cambio y te guiarán en el proceso.

  • Solicitud del cambio: dependiendo de tu contrato y de la política de la compañía, puede que tengas que hacer una solicitud formal para el cambio del contador.

  • Inspección técnica: un técnico certificado visitará tu hogar para inspeccionar el contador y confirmar si efectivamente necesita ser reemplazado.

  • Instalación del nuevo contador: si el técnico determina que es necesario un cambio, procederá a instalar el nuevo contador, asegurando que funcione correctamente.


PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE EL CONTADOR DE GAS Y LAS LECTURAS.


¿A quién corresponde tomar la lectura del contador del gas?



La distribuidora de gas natural, esto es, la empresa responsable de que tengas suministro de gas en tu inmueble, es la que se encarga de llevar a cabo las lecturas de los contadores de la zona geográfica que le corresponde, independientemente de la compañía con la que tengas el contrato y que es la que te cobra por tener gas natural.

Un técnico se desplaza al inmueble para efectuar la lectura y la distribuidora se encarga de enviar estos datos a tu compañía de gas que a partir de ellos emitirá la factura a pagar.

La frecuencia de lectura del contador puede ser mensual o bimestral, según sea tu consumo de gas. Si el consumo anual es inferior a 100.000 kWh -lo más habitual en el ámbito doméstico y de la pequeña empresa-, las lecturas serán cada dos meses, mientras que si es superior a esta cifra, las lecturas se realizarán todos los meses.


El factor de conversión en la factura de gas

Como hemos explicado, la unidad de medida del gas natural es el metro cúbico (m3), pero la facturación se tiene que realizar en kWh (unidad de energía), por lo que es necesario hacer la conversión de m3 a kWh para poder calcular cuál ha sido el consumo realizado.

¿Y cómo se hace este cálculo?

Convertir los metros cúbicos consumidos a kWh es posible multiplicando la cifra de m3 por el denominado factor de conversión. Esta operación matemática la realizan automáticamente los propios contadores de gas, y en este factor de conversión influyen tanto las características del suministro como las condiciones de la zona geográfica donde se encuentre.

La empresa Enagás es la encargada en España de establecer el valor del factor de conversión, a partir de cálculos que toman como base el poder calorífico del gas y otros criterios de calidad de esta materia prima.

El factor de conversión es un dato público que se puede consultar en el Boletín Oficial de Estado (BOE), y también lo podrás encontrar en tu factura de gas si tu tarifa es del mercado regulado (tarifas TUR), no así en los recibos del mercado libre, que no tienen obligación de proporcionar esta información.


¿Cuándo dar la lectura del contador de gas natural?

Sobre los trámites relacionados con la lectura del contador de gas natural sobrevuela de forma recurrente la pregunta de cuándo debe el usuario o el personal de la empresa distribuidora aportar dicha lectura.

La respuesta final a esta pregunta varía dependiendo del tipo de suministro recibido.

Así, para consumos considerados como domésticos, esto es, inferiores a 15 kW y, tal como indica el Real Decreto 1718/2012, la información ha de recogerse de forma bimensual, lo cual significa que son 6 las lecturas de contador de gas natural que deben ser informadas por año.

Si el suministro es no doméstico, y tiene como receptores finales a negocios, empresas o comunidades que superan los 100.000 kWh anuales, la lectura del contador de gas se realizará con carácter mensual.



¿Cómo dar la lectura del contador del gas?

Según hemos explicado, es la distribuidora de gas natural la empresa encargada de realizar las lecturas del contador de los suministros de su zona.

Si por alguna razón, la lectura del contador no se puede llevar a cabo y a la compañía comercializadora no le llegan tus datos de consumo actualizados, ésta emitirá una factura estimada, cuyo importe se calculará a partir de tus consumos de gas anteriores.

Con el fin de evitar las facturas estimadas, en las que muchas veces se paga de más, te recomendamos que aprendas a leer y a enviar la lectura del contador directamente a tu distribuidora de gas. Estas compañías suelen poner a disposición de los clientes distintos canales para que les puedas facilitar estas lecturas.

1.Cartel de aviso de lecturas. Las distribuidoras suelen colocar un cartel de aviso en las comunidades de vecinos notificando que durante aproximadamente una semana, los vecinos podrán hacer la lectura del gas y dejarlo escrito en el aviso de papel, o bien enviarlo por algún otro canal que la distribuidora tenga habilitado para ello.

2.Lecturas por teléfono. Cada distribuidora tiene un número de teléfono específico para esta gestión, en el que te solicitarán el código CUPS o el DNI del titular del suministro y el número que marca el contador.

3.Lecturas del contador online. En los últimos años las compañías han puesto a disposición de los usuarios distintas opciones para enviar las lecturas vía online: a través de un formulario, el área de clientes o una aplicación móvil, según la distribuidora.

Para dar la lectura del contador del gas natural lo primero que debes hacer es localizar este dispositivo, que puede estar instalado en el interior de tu inmueble o en el cuadro de contadores del edificio.

Una vez hayas accedido al contador, verás un número de 8 cifras con formato 00000,000 en el que los 3 decimales aparecen resaltados en color rojo, junto a la indicación de que son metros cúbicos (m3).

Por ejemplo, 01547,397 m3.

Únicamente deberás indicar a tu distribuidora los 5 primeros números, los que están situados a la izquierda de la coma, en el ejemplo la lectura del contador sería “01547”.


¿Qué implica la lectura del contador del gas?

El contador del gas es el dispositivo tecnológico que se encarga de registrar los consumos de tu instalación gasística en un período determinado.


También conocido como medidor del gas, mide la cantidad de este elemento que has utilizado en metros cúbicos (m3), que luego deberán convertirse a kilovatios horas (kWh), ya que el precio del gas -al igual que la luz- se calcula en esa magnitud.

El contador del gas se instala al mismo tiempo que se da de alta el suministro de este servicio, y son las empresas distribuidoras de gas o los instaladores autorizados los únicos que pueden colocar este aparato de medición.

A partir de los datos contabilizados por el medidor del gas, y una vez hecha de forma automática la conversión a kWh, tu compañía comercializadora calculará la parte variable de la factura de gas, según la tarifa que te corresponda.

Estos son los datos en kWh que te encontrarás en tu factura:


•El precio del kWh de gas estipulado por la compañía y vigente en ese momento.

•La cantidad de kilovatios hora (kWh) de gas consumidos en dicho período de facturación.

Como es lógico pensar, cuanto más gas utilices, más pagarás en tu recibo en el apartado relativo a los consumos, por lo que obtener una lectura correcta del contador del gas es determinante para abonar por la energía que realmente has utilizado.

Puedes disponer del contador del gas en propiedad -comprándolo- o puedes obtenerlo a través de un alquiler mensual con tu compañía distribuidora.


¿Qué ocurre si existe un error en mi contador de gas?

Contar con un contador de gas defectuoso supone como mínimo que te enfrentes a problemas económicos, burocráticos y hasta legales.

Los errores en el contador del gas pueden derivar en una lectura de consumo inferior a la real, lo que implica que en el momento que se detecte el error, la compañía suministradora va a proceder a regularizar la situación con el consabido recargo en tu factura del gas.

Por el contrario, si la lectura ha sido superior al consumo real, lo primero que tendrás que pelearte es que se reconozca este hecho para después solicitar que se te abone la diferencia.

Para evitar este tipo de situaciones, controla las cifras con regularidad porque, en caso de que tu contador de gas esté estropeado, los números que registran el consumo no se moverán o incluso pueden ir hacia atrás.

Siempre que detectes un comportamiento anómalo en tu contador de gas lo mejor es contactar con la empresa distribuidora o con un instalador técnico profesional y autorizado que detecte dónde está el problema.





15 visualizaciones0 comentarios

Comments


Commenting has been turned off.
  • Instagram
  • Facebook
  • LinkedIn
  • YouTube
bottom of page